Remoción de Tatuajes

Láser Medlite

El láser Medlite Q-Switched Nd:YAG es la última palabra en este tipo de instrumentos. La introducción del mismo ha permitido la remoción de la mayoría de las tintas usadas en tatuajes, con un mínimo riesgo de cicatriz.

El láser Medlite quita la tinta por medio de la energía de la luz. El rayo láser está diseñado para producir una o más longitudes de onda de luz, estas frecuencias de luz son absorbidas, reflejadas, o simplemente atraviesan los objetos.

La tinta de los tatuajes es removida utilizando un largo de onda específico, que pasando a través de la piel, es absorbido por la tinta.

La rápida absorción de la energía de la luz por la tinta causa su destrucción, para ser luego desechada a través de los sistemas naturales de filtrado del organismo.

El láser Medlite puede aclarar significativamente, o eliminar por completo la mayoría de las tintas usadas en tatuajes, y es el mejor medio para la extracción de las tintas azul, negra y roja.

 

Investigaciones Médicas

Las investigaciones médicas nos han enseñado las longitudes de ondas de luz más eficientes, y la mejor manera de transmitir dicha energía para la remoción de la tinta del tatuaje.

El láser Medlite utiliza una longitud de onda de luz que atraviesa la piel, pero que es absorbida por la mayoría de las tintas usadas en tatuajes. Emitiendo rayos de luz en pulsaciones de gran intensidad y muy poca duración, para alcanzar la máxima destrucción de la tinta.

La específica combinación de una correcta longitud de onda, sumada a las rápidas pulsaciones lumínicas, da por resultado una mínima agresión sobre la piel, con una máxima remoción de las tintas del tatuaje.

¿La remoción de tatuajes es un tratamiento doloroso?

El láser Medlite emite luz en muy cortos “flashes” denominados pulsaciones. El impacto de energía de este poderoso haz de luz sobre la piel es similar al ocasionado por una delgada bandita de goma, o quizás el que percibimos cuando recibimos una pizca de aceite hirviendo sobre la piel al freír. La gran mayoría de los pacientes no requieren anestesia o simplemente anestesia local.

¿Cuántas sesiones requerirá el tratamiento para la remoción de tatuajes?

Los tatuajes realizados por profesionales requieren un promedio de 5 a 6 sesiones, mientras que los provenientes de aficionados pueden tomar de 3 a 4 sesiones. Estas sesiones deben llevarse a cabo aproximadamente cada 30 días. El número de las mismas dependerá del tipo de tinta usada, y la profundidad en que esté depositada en la piel.

En muy raras ocasiones se necesitan más de 10 sesiones para un tratamiento.

¿Todos los colores de tintas desaparecen por igual?

NO. Las tintas oscuras (azul / negro) y las rojas se evanecen mejor. Los anaranjados y púrpuras responden usualmente bien. Las tintas verdes y amarillas son las más difíciles de remover, aunque sesiones adicionales pueden finalmente producir resultados significativos.

¿El tatuaje desaparecerá por completo?

En muchos casos sí. Una desaparición de más del 95% es posible. Sin embargo es muy importante conocer que más de 100 tintas actualmente usadas mundialmente en tatuajes, no están reguladas por las autoridades sanitarias. No saber la clase de tinta usada o la profundidad a la que fue aplicada, dificulta predecir el grado de remoción para un tatuaje dado.

¿Qué clase de cuidados post-tratamiento son necesarios?

Usualmente existirán puntitos de alfiler que sangran, como consecuencia del tratamiento.

Una crema desinfectante y un vendaje serán aplicados en la zona tratada. Esta región deberá mantenerse limpia, con aplicaciones continuas de una medicina que el médico prescribirá.

Podrá bañarse al día siguiente, cuidando de no frotar el área tratada.