Gluteoplastia

La cirugía de aumento de glúteos o gluteoplastia, es un procedimiento quirúrgico, aplicado al aumento en tamaño y proyección de la región glútea. Por medio de la colocación de prótesis glúteas, compuestas de gel de silicona, se logra mejorar la forma y apariencia de la región. La técnica quirúrgica implementada, es vital, para lograr un resultado estéticamente natural.

La gluteoplastia o cirugia de aumento de gluteos dura aproximadamente 2 horas y deja una cicatriz oculta en el pliegue medio glúteo, de muy buena evolución y que en el transcurso de tres a seis meses, es casi imperceptible. Transcurridos 15 días después de la cirugía, el paciente podrá comenzar con actividades que no impliquen demasiados esfuerzos.

 

¿Cómo quedarán mis nuevos glúteos?

Los glúteos tendrán su volumen aumentado por la cirugía. También mejorará la tonicidad de la piel, y el contorno del área.

El resultado estético final, estará asegurado, tanto por la utilización de prótesis lisas compuestas por gel cohesivo de silicona, como por la técnica quirúrgica utilizada. Esta última, desarrollada por el Dr. José Robles, otorgará al paciente, la concreción de sus expectativas.

¿Hay peligro en la cirugía de aumento de glúteos?

Al igual que varias de las cirugías plásticas, la gluteoplastia o cirugia de aumento de gluteos, tiene riesgos asociados. Los mismos, serán evitables, si el paciente lleva adelante todos los recaudos necesarios, antes y después de la cirugía plática. Alguno de estos riesgos refiere al uso de la anestesia, infecciones y sangrado irregular.

Períodos evolutivos de los glúteos operados

  • Período Inmediato: Durante el primer mes, la inflamación del área será visible. El proceso de cicatrización seguirá su curso, por lo tanto, los resultados no serán determinantes. El paciente notará, que los resultados avanzarán de manera simultánea a la desinflamación de la zona tratada.
  • Período Mediato: Transcurrido los tres meses posteriores a la cirugía, se hará evidente el cambio en el tamaño y proyección de los glúteos. El área tratada, adquirirá, poco a poco, una forma natural y muy parecida a las expectativas esbozadas en las primeras consultas. Tanto la inflamación como la cicatrización están en un estadío avanzado, razón por la cual, los resultados perfilan positivamente.
  • Período Tardío: En este último tramo del postoperatorio, los glúteos muestran su forma y volumen definitivo. Tanto la cicatriz como el volumen y la proyección de la zona se han concretado.

Para lograr el mejor resultado, será ideal tener en cuenta, la elasticidad de la piel del paciente. Esta condición, en conjunción con la elección adecuada del tamaño de la prótesis, operará para que la simetría y apariencia de la zona glútea sea naturalmente estética.

¿El postoperatorio de la cirugía de glúteos es doloroso?

Los pacientes que atraviesan por la gluteoplastia o cirugía de aumento de gluteos, refieren incomodidad durante el postoperatorio. Esto se debe, primordialmente, al hecho de tener que mantener el reposo en posición ventral (boca abajo) durante los primeros días.

En cuanto al dolor, se le proveerán los analgésicos y antibióticos necesarios para evitar algún tipo de malestar. Es importantes la aplicación de hielo y vendajes de compresión en la zona.

Deberán transcurrir 10 días para proceder a la extracción de los puntos. Las actividades habituales deberán retomarse gradualmente, recién pasados los 30 días posteriores a la cirugía.

Cuidados Preoperatorios

Los cuidados preoperatorios a la cirugia de aumento de gluteos o gluteoplatia estarán restringidos al ayuno pertinente, la no ingesta de medicación un día antes de la cirugía y la realización de todos aquellos análisis de rutina indicados por el Dr. Robles. Asimismo, es de vital importancia cumplir con la higiene de la zona y llevar adelante una dieta específica el día previo a la cirugía.

Cuidados Postoperatorios

Los cuidados post operatorios a la cirugía de aumento de glúteos o gluteoplastia, referirán básicamente al cumplimiento de las indicaciones médicas. Entre ellas podemos mencionar la toma de medicamentos antibióticos y analgésicos, la aplicación de hielo permanentemente en la zona, una dieta blanda durante las primeras 48 hs y muy específicamente, reposo. El reposo adecuado, será boca abajo. Todo sus movimientos deberán ser muy prudentes, con el fin de evitar desgarros o desplazamientos del implante. Deberá asistir a cada control al que fuera citado y cumplir estrictamente las prescripciones médicas.