Reducción de Mamas

La reducción mamaria, es una cirugía plástica que tiene como finalidad, restablecer la armonía del contorno corporal, proveyendo simetría a las mamas desproporcionadas. De esta manera, se logra equilibrar no sólo la cuestión estética, sino todas aquellas condiciones asociadas a un busto excesivamente desarrollado.

¿Necesito reducir mis pechos?

Aunque la cirugía de reducción mamaria, debe estar indicada por un profesional, usted podrá atender a determinados indicios que le darán la pauta inicial para realizar la primera consulta:

  • Dolores de espalda, cuello u hombres, producto del peso de las mamas
  • Mamas con forma pendular con areolas y pezones muy bajos
  • Pechos desproporcionadamente grandes
  • Irritación constante debajo de las mamas
  • Restricción de actividades, debido a la incomodidad o dolor que produjera el tamaño de sus mamas
  • Asimetría mamaria

 

Preparándose para la cirugía de reducción de mamas

En la primera consulta, el Dr. Robles, evaluará el tipo de piel y condición que presenta el área a tratar. Una vez delimitado el tipo de técnica quirúrgica, se coordinarán las expectativas reales que se deben tener del procedimiento, con los deseos y objetivos que el paciente plantee.

Ese mismo día, recibirá una rutina de análisis pre-quirúrgicos y toda la información concerniente a la cirugía de reducción de mamas.

¿En qué consiste la cirugía de reducción mamaria?

El método más común de la cirugía de reducción de mamas requiere la práctica de tres incisiones. Una de ellas abarca el contorno de la areola, la otra corre verticalmente desde el borde inferior de la areola hasta el pliegue debajo del pecho, y la tercera, es una incisión horizontal que sigue la curva natural del pliegue del pecho.

Después de remover el exceso de tejido, grasa y piel, se reduce la areola y se traslada junto con su pezón a una posición más elevada. La areola y el pezón usualmente permanecen adheridos para preservar toda su sensibilidad.

Todas las líneas de incisión, se tratarán de practicar entre los pliegues naturales de la piel, a los efectos de disminuir al máximo las cicatrices. De ser necesario, se recurrirá a procedimientos posteriores que efectivicen este resultado.

Postoperatorio de la cirugía de reducción de mamas

Una vez finalizada la cirugía de reducción mamaria, se colocarán vendajes y prendas elásticas en la zona tratada. Será trasladada a sala de recuperación, donde se le suministrará toda la medicación necesaria, a los efectos de no sentir molestias.

Durante la primera semana, se le indicará aplicación constante de hielo sobre el área intervenida. Asimismo se restringirá la actividad diaria o esfuerzos propios de la vida cotidiana, y será necesaria la toma de medicamentos antibióticos y analgésicos.

Será fundamental asistir a todos los controles médicos a los que fuera citado, y por sobre todo, cumplir las indicaciones que el Dr. Robles provea.

Transcurridas algunas semanas, se cambiarán las prendas elásticas, se suspenderán los medicamentos y podrá realizar actividades habituales, sin recurrir a esfuerzos extremadamente vigorosos.

Los resultados de la cirugía de reducción mamaria, se irán vislumbrando gradualmente. Esto será paralelo a la disminución de la hinchazón y hematomas ocasionados por la intervención. Las cicatrices, al igual que la hinchazón o moretones, se iran haciendo cada vez menos visibles. De todos modos, se aconsejará la aplicación de algún tipo de crema especial y protección solar para resguardar el área.

¿Cómo son los resultados de la cirugía de reducción mamaria?

La cirugía de reducción de las mamas produce un cambio significativo en la imagen del cuerpo, y el paciente rápidamente se siente más cómodo y con pechos más proporcionados con el resto de su cuerpo.

Estos resultados, aunque tarden algún tiempo en notarse definitivamente, son de larga duración. No obstante, se verán afectados por el paso del tiempo y los cambios significativos de peso.