Rellenos Faciales

RELLENOS FACIALES INYECTABLES (PMMA, RESTYLANE)

¿Qué son los implantes inyectables?

Los implantes inyectables se emplean con dos finalidades posibles. La primera de ellas, utiliza los implantes como sustancia de relleno. En esta instancia, el implante inyectable favorecería notablemente las siguientes condiciones:

  • Arrugas y líneas de expresión: Las mismas pueden estar ubicadas en los labios y sus comisuras, en el entrecejo, en el cuello y alrededor de los ojos o la boca.
  • Surcos profundos: Esta condición se presenta, primordialmente, en el área naso-labial (desde la nariz hasta la boca) o en la zona glabelar (líneas entre las cejas).
  • Cicatrices y acné: Esta condición también incluye el tratamiento de diversas deficiencias tisulares, en las que los implantes inyectables podrían ser de gran ayuda.

La segunda finalidad de la aplicación de implantes inyectables es aportar volumen y proyección a determinadas áreas del cuerpo y el rostro, que deben resaltarse. Entre las varias zonas que se favorecen con la aplicación de los implantes inyectables, se encuentran los labios, pómulos, mentón y mandíbula. También, se podrán mejorar visiblemente, las atrofias y asimetrías faciales.

Debe tenerse en cuenta que, si bien los implantes inyectables se utilizan asiduamente en la región facial, también podrán ser utilizados en el tratamiento de varias condiciones que se dan en el resto del cuerpo.

Materiales de Relleno

Los materiales que se usan como relleno y buscan proporcionar volumen y proyección a determinadas áreas del cuerpo y el rostro, son de dos clases: Injertos e Implantes.

Los Injertos

Este tipo de material, puede tener diferentes orígenes de procedencia y tratamiento. Es así, como podemos distinguir:

  • Injertos autólogos: Son tejidos, extraídos del propio cuerpo del paciente, siendo él quien recepcionará el injerto. La zona donante no necesariamente mantenga conexión vascular con la zona receptora. Podemos citar, el caso de la transferencia de grasa de un área del cuerpo a otra.
  • Injertos homólogos: Tejidos, que se extraen de un cuerpo humano, que no es el receptor del injerto. Un claro ejemplo, está dado por la utilización de cartílagos de un individuo como injertos en otro.
  • Injertos Heterólogos: Estos, son tejidos, que provienen de diferentes seres vivos. Podemos encontrar en esta clasificación, la utilización de piel, cartílago y colágeno bovino, como injertos aplicables a personas.

Los Implantes

Los implantes en cambio, son materiales no orgánicos, compuestos de diversos materiales. Entre esos varios materiales, encontramos: cera, marfil, y más recientemente, plásticos (poliuretano y polietileno), elastómeros (siliconas y metacrilato), politetrafluoretileno expandido (PTF-E), metales (titanio, vitalio, oro y acero) y productos textiles (Dacron, Teflón y Gore-tex).

El uso de implantes, se indica en casos de hipotrofia, atrofia o perdida de tejidos blandos o huesos.

Materiales de Relleno Inyectables: IMPLANTES

Son aquellos materiales que pueden ser introducidos en el organismo mediante inyección. Según su origen, se clasifican en biológicos (de origen orgánico) y no-biológicos (de origen sintético) y según su duración, en reabsorbibles e irreabsorbibles.

  • Implantes Inyectables Reabsorbibles: son rellenos inyectables temporales, rápidamente biodegradables, que poseen una duración limitada de 2 a 6 meses. Los productos más frecuentemente utilizados son los derivados del colágeno (autólogo o bovino) o del ácido hialurónico (de origen animal o de síntesis). Otro producto, que posee la característica de ser reabsorbible, es el ácido poliláctico, (antes llamado New Fill y actualmente Scultra) cuya duración oscila entre los 12 y 18 meses.
  • Implantes Inyectables Irreabsorbibles: son rellenos inyectables definitivos, es decir, no reabsorbibles y entre ellos cabe destacar: Metacrilato (Artecoll y Dermalive), Acrilamidas (Aquamid y Evolution) y Polialquilimidas (Bioalcamid). La silicona líquida, en forma de microgránulos o biopolímeros, pertenece al grupo de los compuestos inorgánicos irreabsorbibles. Su utilización, para fines estéticos, está prohibida en nuestro país.